DOCTRINA DE LA PREDESTINACIÓN EN CREDOS Y CONFESIONES


Antes de comenzar con los credos y confesiones pasaremos a definir lo que es un credo y confesión. La web peregrinoreformado.com define credos y confesiones protestantes de la siguiente manera:

 Las confesiones de fe son un medio útil para la declaración y la defensa pública de la fe cristiana, especialmente en tiempos tan convulsos como los actuales. El relativismo moral y la alta estima que tienen algunos sobre su propia opinión hace necesario volver a las confesiones que nuestros antepasados en la fe escribieron, y en las que, de forma breve y concisa, se explica el núcleo de nuestra fe. Ya en los primeros andares del cristianismo se fueron sucediendo las confesiones de fe, llamadas en este caso «credos». Así, el apóstol Pablo ya escribió una declaración muy breve de su fe en el capítulo 15 de su primera carta a los Corintios. Avanzando en el tiempo se formularon otros credos como el Credo de los Apóstoles, el Credo de Nicea, el Credo de Calcedonia y el Credo de Atanasio. Tras la Reforma protestante los cristianos convinieron en que era necesario volver a redactar confesiones de fe para que quedara claro cuál era la fe que profesaban. En esta etapa histórica encontramos la Confesión belga, los Treinta y nueve artículos, la Confesión de fe de Westminster y la Confesión bautista de fe. Es importante reseñar que los Credos y Confesiones no son importantes por su antigüedad o por quién o quiénes los formularon, sino porque reflejan fielmente lo que dice la Escritura sobre la fe cristiana”.

LA DOCTRINA DE LA PREDESTINACIÓN EN CREDOS Y CONFESIONES PROTESTANTES

“Que Dios salva de la corrupción y condenación a aquellos que Él ha elegido desde la fundación del mundo, no por su condición, fe o santidad que hubiera previsto de antemano en ellos, sino simplemente por su misericordia en Cristo Jesús su Hijo; dejando a los demás, según la irreprensible razón de su soberana voluntad y justicia.”

Credo Valdense

“La predestinación para vida es el eterno propósito de Dios por el que ha decretado (antes de la fundación del mundo y por su consejo oculto a nosotros) liberar de la maldición y la condenación a aquellas personas que Él había elegido en Cristo, trayéndoles por Éste salvación, como vasos hechos para honra. Por lo que los que han sido dotados con tan excelente beneficio de Dios, cuando son llamados por su Espíritu según Su propósito, obrando Aquel a su tiempo, obedecen el llamamiento por gracia; son justificados gratuitamente; hechos hijos de Dios por adopción; conformados a su Unigénito Hijo Jesucristo; andan píamente en buenas obras, y, al final, alcanzan ventura eterna por la misericordia de Dios.”

Artículo 17.0 de la Iglesia de Inglaterra

Artículo 3.”: “Por el decreto de Dios, para manifestación de Su gloria, algunos hombres y ángeles son predestinados o preordinados para vida eterna por Cristo Jesús, para alabanza de Su gloriosa gracia; otros son dejados en sus pecados para su justa condenación, para alabanza de Su gloriosa justicia. Estos hombres y ángeles así predestinados y preordinados, son particular e inmutablemente designados, y su número tan exacto y definido, que no puede ser aumentado o disminuido. A aquellos que están predestinados para vida, Dios, desde antes de la fundación del mundo, según Su eterno e inmutable propósito y el secreto consejo de Su buena voluntad y deseo, los ha elegido en Cristo para gloria eterna por Su libre gracia y amor, y no por sus méritos o condición, u otro motivo que le haya movido a ello.”

Confesión Bautista de Fe

6.018 Aquellos de la humanidad que están predestinados para vida, Dios, desde antes de la fundación del mundo9 de acuerdo a su eterno e inmutable propósito,10 y del consejo secreto y beneplácito de su voluntad,11 los escogió en Cristo12 para gloria eterna.13 Mas esto, solamente por su libre gracia y puro amor, sin anticipar la fe o las buenas obras, ni la perseverancia en ninguno de los escogidos y cualquiera otra cosa en la criatura que le sirviera como causa o condición que le moviera a hacerlo14 y todo para la alabanza de su gloriosa gracia.15

6.019 Así como Dios ha designado a los elegidos para la gloria, así también por su propósito libre y eterno de su voluntad, ha preordenado los medios para conseguirlo.16 Por tanto, habiendo caído en Adán, son redimidos por Cristo 17 y obrando su Espíritu a su debido tiempo 18 de una manera eficaz les llama a tener fe en él; les justifica,19 les adopta,20 les santifica,21 y son preservados con su poder mediante la fe para salvación.22 Aparte de los redimidos por Cristo, nadie más es llamado, justificado, adoptado, santificado ni salvado. 23

6.020 En cuanto al resto de la humanidad, Dios tuvo a bien pasarla por alto 24 y destinarla a deshonra e ira a causa de su pecado, para la gloria de su poder soberano sobre sus criaturas, de acuerdo al consejo inescrutable de su propia voluntad por el cual tiene o no misericordia según quiere, y destinarla a deshonra e ira a causa de su pecado 25 para alabanza de su gloriosa justicia.26

Confesión de Fe de Westminster

 

 9. Ef. 1:4.  10.Ef. 1:11.  11.Ef. 1:9.  12.2Ti. 1:9.  13.Ro.8:30; 1P. 5:10.  14.2Ti.1:9; Ef.1:6; 2:8,9. 15.Ef.  1:5,6,12.

 16.Ef.2:10; 2Ts. 2:13; 1P.1:2; Ef.1:4. 17.Ro. 5:19; 1Ts. 5:9,10; Tit. 2:14. 18.Ro. 9:11; 2Ts. 2:13,14; 1Cor. 1:9.  19.Ro. 8:30.

 20.Ef. 1:5.  21.Ef. 1:4; 1Ts. 4:3; 2Ts. 2;13. 22.1P. 1:5; Jn.10:28.  23.Jn.17:9; 6:64,65; 8:47; 10:26; Hch. 13:48; 1Jn. 2:19.

 24.Mt. 11:25,26. 25.Ro.2: 8,9; 2Ts.2:10-12; Ro. 9:14-22.  26.Ap. 15: 3, 4.

 

 VOLVER AL INDICE DOCTRINALES

 
www.peregrinos.org.bo
Está aquí: Home Estudios Estudios bíblicos Doctrinales DOCTRINA DE LA PREDESTINACIÓN EN CREDOS Y CONFESIONES