DEFENSORES DE LA FE, 2° PARTE

 DEFENSORES DE LA FE A TRAVÉS DE LA HISTORIA DE LA IGLESIA

Martín Lutero (1483 - 1546)

 Teólogo y reformador religioso alemán, iniciador de la Reforma protestante. El protestantismo extendió su influencia más allá del ámbito de la religión alcanzando la política, la economía, la educación, la filosofía, el lenguaje, la música y otros espacios de la cultura. 

 En 1505 abandonó sus estudios en derecho e ingresó al monasterio Agustino para prepararse como sacerdote. En 1510 vista Roma en una peregrinación y se indigna por la mundanalidad del clero romano.

 En 1512 se doctoró y asume la cátedra de estudios bíblicos en Wittenberg – Alemania. Sus estudios del Nuevo Testamento para preparar sus clases le llevaron a creer que los cristianos se salvan, no por sus propios esfuerzos o méritos, sino por el don de la gracia de Dios, que ellos aceptan por la fe.

 Pero, el hecho que desató la Reforma protestante fue el 31 de octubre de 1517 cuando Lutero expone en el pórtico de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg sus 95 Tesis contra la venta de indulgencias (remisión, mediante un pago, de los castigos temporales impuestos por la comisión de los pecados) para la gran obra de los papas Julio II y León X: la construcción de la basílica de San Pedro en Roma. Sus tesis son rápidamente difundidas en toda Alemania y Europa gracias a un invento reciente, la imprenta (1450).

 La Iglesia romana condena sus enseñanzas el 15 de junio de 1520  y es excomulgado el 3 de enero de 1521 por el papa León X. En abril de 1521 Martín Lutero es  convocado ante el emperador Carlos V en la Dieta de Worms y se le pidió que se retractase ante las autoridades seculares y eclesiásticas allí reunidas. Se negó, diciendo: “A menos que se me convenza con las ESCRITURAS y con la razón pura, y no mediante papas y concilios que tan a menudo se han contradecido entre sí, NO PUEDO Y NO QUIERO RETRACTARME. Mi conciencia está cautiva a la Palabra de Dios”. A la iglesia de Roma apoyaban los grandes estados como Baviera, pero sin embargo los pequeños estados apoyaban a Lutero, finalmente no se alzó ninguna mayoría sobre él y así pudo escapar del tribunal eclesiástico que pudo enviarle a la hoguera, no obstante el emperador lo declaró un fuera de la ley, es decir cualquiera podía detenerle o matarle. Entonces el elector de Sajonia, Federico el Sabio, lo ayudó y escondió en su castillo de Wartburg, donde Lutero emprendió su traducción del Nuevo Testamento del original griego al alemán.

 Entre las enseñanzas de Lutero destacan:

  • La Biblia es la autoridad final en cuestiones de doctrina, fe y práctica.
  • El hombre es justificado por medio de la Fe en Cristo y no por las obras.
  • La cautividad de la voluntad (retomando la enseñanza de Agustín).
  • Llamo al papado la sede del Anticristo.
  • Lutero sostuvo que Dios actúa sobre los seres humanos a través de la ley y de los Evangelios.

 Juan Calvino (1509-1564)

 Teólogo y Reformador francés, sin lugar a dudas una de las figuras más sobresalientes en la Reforma Protestante. Su teología (denominada de forma genérica calvinismo) le convirtió en el principal exponente de las doctrinas cristianas al amparo de las cuales surgieron buen número de las Iglesias reformadas protestantes.

 Calvino estudió teología en Collège de la Marche y en el Collège de Montaigu, seguidamente estudió Leyes en la universidad de Orleans. Junto a varios amigos empezó a interesarse por el entorno del humanismo, así como por el movimiento de la Reforma, y emprendió estudios sobre la traducción griega de la Biblia. En 1533 tuvo que huir de París cuando hizo público su apoyo a Martín Lutero. Durante los dos años siguientes llevó una vida errática; prosiguió sus estudios y escritos, al tiempo que formulaba, a partir de la Biblia y la tradición cristiana, los principios básicos de su doctrina lo que le obligaba a eludir constantemente la persecución de la Inquisición. En 1536 publicó en Basilea la primera edición de su Institutio christianae religionis (Institución de la religión cristiana, también conocida como La institución cristiana) un conciso y provocativo trabajo que le situó al frente del pensamiento protestante. En septiembre de 1541, los habitantes de Ginebra convencen a Calvino para que regresara y les dirigiera de nuevo en la reforma de la Iglesia. Allí viviría el resto de su vida.

 Entre los trabajos sociales que llevó en Ginebra destacan:

  •  Apoyó el establecimiento de un sistema de escuelas municipales para todos los niños y de un centro de formación para los estudiantes más adelantados.
  • Propugnó la construcción de hospitales, el establecimiento de una infraestructura de alcantarillado y de barandillas protectoras en los pisos altos para evitar que los niños se cayeran.
  • Prestó una atención especial al cuidado de pobres y enfermos.
  • Fomentó las actividades artesanales y promovió el uso de la lengua francesa en las iglesias contribuyendo de forma decisiva a su formación como lengua moderna.

 Pero sin duda, uno de sus aportes más significativos fueron sus escritos y enseñanzas de las cuales se destacan:

  •  Sólo en la Biblia se nos describe a Dios justo y vivo a partir de sus obras y es ella la que especificaba la naturaleza de la teología y de todas las instituciones humanas.
  • Al igual que Lutero, destaca la salvación por medio de la Fe en Cristo.
  • Hace un énfasis en el atributo de la Soberanía de Dios, la radicalidad del pecado y la depravación humana.
  • Rescata la enseñanza agustina de la doctrina de la Predestinación (basados en los escritos de Pablo y la enseñanza de Wicliffe y Huss).
  • Muestra al trabajo no como una maldición y algo que se debe soportar, sino como algo noble y un medio por el cual el hombre puede glorificar a Dios.
  • Su obra influye en el puritanismo inglés, quienes después de huir de Inglaterra migran hacia norte América  y fundarían más tarde los Estados Unidos de América.

 Si bien hoy en día, a las iglesias de doctrina reformada se las conoce con el sobrenombre de “Calvinistas”, dando a entender que Calvino es su fundador, esto no es del todo cierto, como diría Charles Spurgeon (el príncipe de los predicadores inglés): “Calvino no es el autor de las doctrinas de la gracia. Agustín las enseñó antes que él, Pablo las enseñó antes que Agustín y Jesús las enseñó antes que Pablo. Así que lo que hoy se conoce como Calvinismo no es otra cosa que el Evangelio que se revela en las Sagradas Escrituras. Si yo pudiera simplemente usar la palabra Evangelio y no tener que usar la palabra Calvinismo, usaría la palabra Evangelio, el problema es que hoy en día no todo el mundo entiende exactamente lo que es el evangelio, pero el calvinismo o doctrinas de la gracia es el evangelio mismo, el que Cristo y los apóstoles anunciaron y que nosotros debemos anunciar y defender”.

 William Tyndale (1495-1536)

 William Tyndale, nació en Slymbridge-Inglaterra, estudió en Oxford (misma universidad que John Wycliffe), casi 100 años antes de su nacimiento, las autoridades eclesiásticas habían prohibido la lectura de la única Biblia en inglés que existía (la manuscrita por el mismo Wycliffe) y tener una copia de la misma era un crimen. Tyndale fue una figura clave en el movimiento de la reforma protestante en Inglaterra y su pasión por la Palabra de Dios le llevó a traducir la Biblia del griego y hebreo al inglés además de imprimirla y distribuirla en toda Gran Bretaña, trabajo que le costó la vida.

 Exhortó a los sacerdotes sobre la importancia de estudiar la Biblia, cierta vez un sacerdote dijo al respecto: “Sería mejor estar sin la ley de Dios que sin la ley del papa”. Frustrado Tyndale contestó: “Desafío al papa y todas sus leyes; y si Dios me permite, algún día haré posible que el muchacho que maneja el arado en Inglaterra, sepa más de la Escritura que el papa mismo y usted”.

 Debido a que el rey Enrique VIII se oponía a cualquier versión de la Biblia en inglés, Tyndale tuvo que huir hacia Alemania para la traducción. En Worms – Alemania el año 1525 terminó la traducción del Nuevo Testamento y de contrabando a lo largo de los años se hicieron 18000 copias.

 En 1536 traicionado por un falso amigo fue capturado y en agosto del mismo año Tyndale fue condenado como hereje, degradado de su grado religioso y llevado a la hoguera acompañado de los gritos de una muchedumbre «oficialista» que lo acusaban de pagano. Sus últimas palabras antes de morir fue: “Señor, abre los ojos del rey de Inglaterra”.

 Las razones que esgrimieron sus enemigos para llevar a Tyndale a la pira pueden resumirse en las siguientes acusaciones:

  •  La traducción de la Biblia al inglés.
  • Sostiene que la fe sola justifica.
  • Sostiene que creer en el perdón de pecados y abrazar la misericordia ofrecida en el evangelio es suficiente para la salvación.
  • Niega la libertad de la voluntad.
  • Niega que exista el purgatorio.
  • Niega que la virgen o los santos intercedan por nosotros.
  • Afirma que ni la virgen ni los santos han de ser invocados por nosotros.
  • Afirmar que el Papa Romano es el anticristo.

 Tres años después de su muerte, en el año 1539, el rey Enrique VIII autoriza y asegura que todos puedan recibir la Biblia en inglés, rompe lazos con la iglesia católica y el papado, a pesar que sus motivos fueron políticos, fue el inicio para que reyes subsiguientes declaren a Inglaterra como una nación protestante libre de la influencia de Roma. El sueño de Tyndale se hizo realidad, que toda su nación puedan tener una Biblia y la puedan leer en su propio idioma.

La Reforma Escocesa

La reforma en Escocia produjo la ruptura total con la Iglesia Católica en 1560 y fue parte de la más amplia Reforma Protestante de Europa. Sin embargo el camino fue duro y hubieron muchos mártires. Desde 1517 las ideas de Martín Lutero ejercían su influencia en los escoceses y en el 1525 el parlamento prohibió la importación de libros luteranos, en 1541 se promulgaron leyes para proteger el honor de la misa, las oraciones a la Virgen, los santos y la autoridad del Papa. Se prohibieron las reuniones privadas de los “herejes”, se decretó recompensa a los informantes y se excluyó a los protestantes de los puestos reales e incluso crearon listas de los terratenientes descontentos con la Iglesia Católica.

Ante este panorama hostil a la Reforma, el  trasfondo político que favoreció a la misma, fue la ruptura del rey de Inglaterra Enrique VIII con Roma y el acuerdo matrimonial de su hijo Eduardo VI (quien era protestante)  con la pequeña María (entonces reina de Escocia). Si bien, dicho acuerdo matrimonial no llegó a completarse, la reforma escocesa se vio más opacada con la muerte de Eduardo VI y la subida al trono de Inglaterra de la católica María Túdor (nieta de los reyes católicos de España por parte de madre) quien abrogó las reformas religiosas y sometió nuevamente a Inglaterra a la autoridad papal. Pero, todo esto fue revertido más tarde por su sucesora y media hermana Isabel I de confesión protestante quien apoyó la revolución religiosa de John Knox y terminó con la influencia política-religiosa de la Francia católica en Escocia.

De esta manera y tras largas luchas, el 10 de julio de 1560 se conforma un Parlamento Reformado en Escocia que constituyó un “comité de los artículos” que condenaba la doctrina católica de la Transubstanciación, justificación por obras, las indulgencias, el purgatorio, la autoridad del Papa y además se prohibía la celebración de la Misa y se adoptaba una confesión de Fe protestante en la línea de la teología calvinista. Otro aspecto importante es que se redistribuyó la riqueza de la iglesia para los ministerios, las escuelas y los pobres.

La Reforma Escocesa conformó de manera decisiva a la Iglesia de Escocia y, a través de ella, a todas las otras iglesias presbiterianas del mundo. Dentro de los hombres que dieron su vida por el evangelio y la reforma en escocia podemos citar:

  • Patrick Hamilton

Nació en 1503-1528. Era amigo personal de Lutero y de Melanchton, y de ellos aprendió las doctrinas reformadas. Fue también el primer mártir de la Reforma en Escocia. Su célebre oración a la hora de su muerte inspiró a otros a seguir el camino de Dios antes que rendirse ante la espada de los inicuos. La historia nos cuenta que al morir, siguiendo el ejemplo apostólico, oró así: «¿Hasta cuándo, oh Señor, las tinieblas cubrirán este reino? ¿Hasta cuándo permitirás esta tiranía de los hombres? Señor Jesús, recibe mi espíritu”.

  • George Wishart

El martirio de Hamilton sólo fue un incidente en la historia eclesiástica inspirando a más hombres de Dios a dar su vida por el evangelio. Tal es el caso del Reformador escocés George Wishart, nació en 1513-1546 en Pittarrow. Wishart estuvo en Ginebra donde es influenciado por Calvino y se encargó de traducir la Primera Confesión Helvética al escocés. Tras predicar la justificación por la Fe y atacar al clero católico, Wishart fue juzgado y condenado, siendo quemado vivo ilegalmente, al ejecutarse la sentencia sin la sanción del regente. Murió con enorme coraje e intercediendo por sus verdugos: “Perdona a los que me han condenado a muerte hoy ignorantemente”. 

  • John Knox

Juan Knox (1514-1572) fue uno de los que se convirtió bajo la predicación y testimonio de Wishart. Desde entonces, Knox recorrió toda la patria escocesa predicando el Evangelio del Reino, debido a su constante predicación de la Palabra de Dios nacieron grandes grupos de cristianos cuya fe estaba fundada en la Palabra de Dios, quienes a su vez constituyeron la base para dar nacimiento a la Iglesia Presbiteriana de Escocia en 1560. El triunfo del protestantismo en Escocia quedó asegurado cuando María Estuardo (católica) abdicó en 1567 y Knox predicó el sermón de coronación para Jacobo VI, el niño de María, quien fue educado en el protestantismo durante la regencia de Lord James Stewart, con lo que todo el reino de Escocia se volvía al total restablecimiento de la Reforma. 


VOLVER AL MENU DEFENSORES DE LA FE

www.peregrinos.org.bo